Vuelta al....¡estudio!

Tras casi un año de descanso, nuestro compositor vuelve al estudio para retomar no solo algunos proyectos pendientes, sino para dar la bienvenida a...


Un "punto y aparte" en el que se cierra un ciclo, dando paso a nuevos comienzos y géneros en el que Rubén se ha estado preparando y formando para seguir creciendo y mejorando en su carrera.

Y es que cómo no podía ser de otra manera, esta semana hemos visitado el estudio en el que hemos podido conocer de cerca todo lo nuevo que está por llegar:

"Durante todo este año, ha sido una etapa en mi vida en la que decidí tomar aire, descansar y reponer fuerzas para volver con más fuerza que nunca y ofrecer un yo más renovado, más fresco y con ganas de seguir creciendo. Muchas veces, necesitamos hacer un parón, para luego retomar con fuerza y seguir el camino. El recorrido nunca es fácil, y las puertas que se cierran son muchas veces sinónimo de frustración y desilusión; pero llega un momento que lo que te hace seguir hacia adelante es la emoción, la felicidad y la motivación de seguir luchando en este mundo. Si algo he aprendido con estos años, es la felicidad que siento al terminar un proyecto; la emoción de ver el resultado de semanas, meses o años trabajando en algo hasta conseguir que el resultado, sea el mejor, y como siempre digo, el alma de toda película, es su música, y mi música, es un trocito de mi alma".


A pesar de que nos encontramos prácticamente en la recta final del año, Rubén se ha embarcado en una serie de proyectos musicales más allá de la gran pantalla:



"El cine siempre es y será mi pasión. Con ello me da la posibilidad de crear, emocionarme y vivir experiencias con sus historias, sus personajes y conseguir conectar con todo ello. Muchas veces cuando me encuentro en el estudio trabajando, tengo la suerte de poder sentir en mi interior lo que la escena requiere, lo que el momento pide, y por ello, luego transmitirlo con la música, es algo que no puedo hacer con nada más. No obstante, hay algunas otras facetas musicales que siempre me han llamado la atención y que este año, no solo retomo con gran placer, sino que llegan con la ilusión, de quedarse".


Porque además, una de las novedades en las que se encuentra trabajando el compositor, es la grabación de dos álbumes de estudio, y uno de ellos, con una grata sorpresa:


"Llevo trabajando en un proyecto junto a amigos/as y compañeros de profesión en el que con sumo placer, volveré a pisar los escenarios para el próximo año 2023; ello me llena de ilusión y satisfacción ver cómo tras casi dos años y medio de trabajo, llega el momento de poder mostrarlo. ¡Pero eso será dentro de muy poco!"


Dejando a un lado la parte del directo y la grabación, ¿qué nos puedes adelantar del cine?


"En este nuevo ciclo retomando mis trabajos cinematográficos, he optado por trabajar de una forma distinta a la hora de componer. Trabajando junto a los directores/as, realizo un proceso de investigación e integración escenomusical, en el que bajo unas "instrucciones" de timing y duración, intento ser yo quién cree, matice y exponga lo que yo siento en la imagen y acompañando la opinión del director, creo al detalle cada pieza para cada momento. Y es que ello me ha llevado a afrontar nuevos proyectos de nuevos géneros, experimentando con nuevos sonidos pero sin prescindir de mi firma orquestal".


Recientemente el compositor ha finalizado uno de sus encargos y hasta donde podemos deciros, en lo que queda de año, tiene agendadas otras cuatro bandas sonoras. No obstante ello, ¿tendremos lanzamientos este año?


"¡Todo es posible! No puedo confirmar que este mismo año vayamos a tener algún lanzamiento completo, pero sí que habrá alguna pincelada. La mayoría de estos, entre otras sorpresas, vendrán preparadas para el próximo año 2023, pero antes de finalizar este año, se podrán descubrir algunos de los proyectos en los que estaré trabajando".



Como siempre, hemos disfrutado de poder charlar de nuevo con Rubén y sobre todo conocer más a fondo los proyectos en los que se encuentra trabajando, los trabajos que vendrán y solo podemos deciros... ¡qué ganas tenemos de ver, oír y emocionarnos con todo lo que está por venir!


Y por supuesto... ¡poder contaros al detalle todo!